January 08, 2013

Cuidados del cabello durante el embarazo

 Cuidar el cabello durante el embarazo es fundamental para que cuando estés amamantando no se reseque en exceso o se caiga.Es importante saber qué hacer con esos vellos que aparecen producto de las hormonas.

Durante la espera del bebé, es normal que producto de todos los cambios hormonales  el cabello sufra cambios que no son nada positivos. Por eso es necesario realizar determinados cuidados para el pelo de la embarazada antes del parto.  Pero, además de la resequedad del cabello o su caída, durante la gestación también se altera el vello que hay en el cuerpo, pues tiende a aparecer en lugares donde antes no estaba.

Durante el embarazo, el cabello se ve alterado producto del efecto de la hormona placentaria, aunque cualquier cambio que sufra será consecuencia del tipo de cabello que tenías antes de la gestación. “Durante el embarazo se deben usar buenos champús y buenos tratamientos, ir a la peluquería con frecuencia a hacer tratamientos de hidratación porque después se va a deshidratar”.

Si tienes el cabello reseco te verás muy favorecida mientras estás embarazada, porque aumenta la secreción de grasas naturales del pelo, con lo que luce mucho mejor. Además, si antes se te caía mucho, producto de la falta de humectación, ahora ya no pasará.

Si tu cabello es graso, tendrás un aumento del problema, por lo que será necesario que utilices champú suave, que lo laves más seguido y que no cargues mucho las manos sobre el cuero cabelludo, porque eso sólo incentiva la producción de las glándulas sebáceas. También, evita el secador y aplica acondicionador sólo en las puntas.

Si tu cabello es normal, los cuidados que debes tener con tu pelo durante el embarazo son solamente preventivos, para evitar que con la llegada del bebé y la lactancia se produzcan desajustes que lo dañen.

De dos a tres días es el tiempo normal que debes dejar transcurrir entre los lavados de pelo (siempre, no sólo durante el embarazo), pero cuando tienes el pelo muy largo es mejor dejar pasar más tiempo, porque el exceso de agua y champú lo resecará. Come alimentos con alto contenido en vitaminas, como frutas o verduras, que ayudan al crecimiento.

Si  tiñes el cabello desde antes del embarazo, durante los tres primeros meses no puedes realizarte ningún tipo de tratamiento que incluya tintura porque, a pesar de no existir un riesgo comprobado, el uso de estos químicos puede causar alguna complicación al cuero cabelludo como alergias, porque está más sensible.

 Lo que si es recomendable es el uso frecuente de nuestro nuevo Nuevo SoftLiss Salt Free Shampoo & Conditioner. Formula Nueva y Mejorada! . Los ingredientes trabajan sinérgicamente para proteger el cabello del daño causado por factores de estrés ambientales del sol y también para reparar los daños que ya se han producido. Nuestro champú sin sal de mantenimiento levanta suavemente y elimina contaminantes del medio ambiente todos los días del cabello.