December 09, 2015

Beneficios del aceite de coco para el cabello

El Aceite de Coco es uno de los tratamientos más efectivos para una gran variedad de aplicaciones capilares. Muchas personas afirman que el Aceite de Coco Virgen funciona mejor que cualquier tratamiento artificial disponible en el mercado porque es 100% natural, no tiene siliconas, alcoholes ni otros productos químicos que puedan agravar la sensibilidad de la piel y el cabello. El Aceite de Coco funciona increíblemente bien reparando el cabello dañado, bien por el calor o bien por cualquier otro procedimiento, el cabello seco o cualquier otro problema relacionado con el pelo.

El Aceite de Coco es además, de manera natural, un agente fungicida, lo que lo convierte de inmediato en un tratamiento anticaspa ideal, tanto para eliminarla como para prevenirla, manteniendo un pelo radiante con un cuero cabelludo sano al utilizarlo de manera habitual en el cuidado de nuestro pelo, de una a cuatro veces al mes.

El Aceite de Coco Virgen funciona bien reconstituyendo el pelo dañado porque su estructura molecular, al contrario que otros aceites vegetales o cremas hidratantes que se quedan en la superficie del cabello, hace posible que penetre el tallo del cabello más allá de la cutícula, reparando y previniendo el daño desde el interior hacia fuera. El ácido Laúrico y el ácido Cáprico presentes en el Aceite de Coco ayudan a reestructurar el pelo, incrementar su resistencia previniendo la pérdida de proteínas y, por encima de todo, dotándolo de un espectacular brillo natural y soltura que lo hacen más fácil de manejar con un importante descenso de los enredos, las roturas y la debilidad de las puntas. Mucha gente incluso argumenta que su pelo se cae menos y tienen mayor volumen desde que utilizan Aceite de Coco de manera regular.

Veamos ahora como utilizar el Aceite de Coco Virgen en diversas aplicaciones:

Aceite de Coco como Acondicionador

Para utilizar el Aceite de Coco como Acondicionador en profundidad masajear unas cuantas cucharadas en el cabello bien limpio llegando hasta el cuero cabelludo. Si su cabello es muy fino, quizás quiera evitar llegar hasta el cuero cabelludo y aplicarlo sólo en el cabello para evitar que este se apelmace junto a la cabeza. Si tiene el pelo muy largo, debe utilizar más aceite, aplicando todo el necesario para llegar a todo el cabello. En las zonas en las que el pelo esté más dañado (típicamente más cerca de las puntas), debe utilizar más cantidad que en las zonas más próximas al cuero cabelludo. Lo mejor es dividir todo el pelo en varias secciones y aplicarlo en una sección cada vez, de manera que nos aseguremos que el Aceite de Coco llega hasta cada uno de los pelos. Si el Aceite de Coco que tenemos está solidificado (por debajo de 24º aproximadamente), tendremos que licuarlo antes de empezar, poniéndolo unos minutos al baño maría para que sea más sencillo usarlo en el cabello.

Una vez que hayamos aplicado el Aceite de Coco en todo el cabello, lo dejaremos reposar unos 20 o 30 minutos. Se puede dejar más tiempo si el cabello está muy seco o muy dañado. Para conseguir mayor penetración, se puede utilizar un gorro de ducha para cubrir el cabello después de aplicar el aceite y encima una toalla a modo de turbante. Opcionalmente, podremos calentar la toalla con un secador una vez la tengamos puesta encima del gorro para proporcionar un poco de calor al tratamiento y maximizar los beneficios.

Cuando hayamos acabado, y si hemos utilizado suficiente Aceite de Coco, el pelo necesitará de un lavado con un champú suave. El Aceite de Coco puede ser un regalo divino para aquellas personas que tienen el cabello seco, dañado, muy procesado o quemado. Es importante experimentar con las cantidades adecuadas de Aceite de Coco para cada caso particular y cuanto tiempo debemos dejarlo actuar, en función del estado del cabello y la cantidad de pelo. Si se le queda el cabello grasiento después de realizar este tratamiento, pruebe a usar menos aceite o a utilizar más champú para aclararlo.

Aceite de Coco como Crema Hidratante y Desenredante

Se puede utilizar una pequeña cantidad de Aceite de Coco en el cabello, aplicándolo después de la ducha desde la mitad del pelo hacia las puntas, como crema hidratante de uso diario, que además eliminará buena parte de los enredos con facilidad al peinarnos. Debe saber que usarlo de este modo en la piel también logra obrar milagros en pieles secas o estropeadas!

Aceite de Coco como Tratamiento Anticaspa

Para tratar la caspa, masajee con una pequeña cantidad de Aceite de Coco su cuero cabelludo, y después deje que repose durante al menos 10 minutos e incluso durante toda la noche si lo usamos antes de acostarnos (en cuyo caso es aconsejable usar un gorro de ducha o envolver la almohada en una toalla. Después, se puede aclarar con normalidad bien con agua caliente o incluso con un champú suave.

Para mas información ingrese a: http://www.aceitedecoco.org/2014/04/como-usar-aceite-de-coco-en-el-pelo/