January 22, 2013

Cuidados para el cabello teñido de rojo.

 1. El shampoo: Es el paso más importante para mantener la intensidad del color, pues éste va desapareciendo con cada lavada. Usa un shampoo especial para el cabello teñido de rojo, preferiblemente libre de sulfato, ya que deposita pequeñas cantidades de color en tu cabello. Aplícate la menor cantidad posible de shampoo, empieza por la nuca y no fricciones demasiado al lavar.

2. El acondicionador: Úsalo diariamente, pues el pelo teñido se reseca fácilmente. Aplícalo en las puntas y déjalo actuar por unos minutos para darle a tu cabello mayor hidratación y sellar su cutícula, bloqueando las moléculas de color. Además aplica otro acondicionador que no se enjuague para proteger el cabello de los demás agentes externos como aparatos calientes, sol, viento, polvo, contaminación, etc.

3. El lavado: Después de aplicarte el tinte, evita lavar tu cabello por dos días. Después no lo laves a diario, y si sientes la necesidad hacerlo, sáltate el shampoo y usa sólo agua y acondicionador, lo que te dará casi la misma sensación de limpieza y lo humectará.

4. El agua: El agua caliente abre la cutícula del cabello y permite que las moléculas de pigmento rojo se desvanezcan con gran facilidad. Usa siempre agua tibia, y si te es posible lava tu cabello con agua fría en el lavamanos.

5. Sérum: Para evitar lo más posible perder la intensidad del rojo, es vital que la cutícula del cabello esté sellada. Aplícate todos los días un sérum con fórmula de silicona y vitaminas, pues alisa el frizz, suaviza, abrillanta y protege de los demás daños externos. También usa todas las noches una buena capa de sérum en el pelo seco, insistiendo en las puntas, y por la mañana lávalo normalmente.

6. El estilizado: Evita usar productos para peinar que contengan alcohol, pues éste reseca el cabello haciéndole perder su color. Busca productos que además protegen del calor de la secadora, plancha y tenazas. Huye de los mousses y prefiere las cremas para peinar, pues éstas tienen más humectantes que hidratan el pelo realzando su tono rojo.

7. La ampolleta: Aplícate cada semana un tratamiento de aceite caliente con fórmula de colágeno o placenta para prevenir las puntas resecas por los tintes periódicos y para ayudar a hidratar, suavizar y reavivar el color y el brillo.

8. El calor: La secadora, la plancha y las tenazas también son enemigos de los tonos rojos, pues su calor excesivo reseca el cabello haciéndole desvanecer más rápido el color. Evita utilizarlas lo más que puedas, úsalas en su temperatura más baja y antes deja secar bien tu cabello al natural.

 9. La fricción: Ésta abre la cutícula del pelo, dejando escapar las moléculas de pigmento, además de resecarlo y hacerlo frizzy. Evita restregarlo, amarrarlo, cepillarlo mojado o tocarlo demasiado con las manos.

10. El sol: Evita al máximo el sol, pues éste decolora el pelo, lo vuelve cobrizo amarillo, le hace perder su brillo y lo reseca. Si vas a asolearte, protégelo aplicándole un sérum con protección UV, recógelo en un chongo y usa un sombrero que lo cubra.

Expertos estilistas recomiendan el uso de la Keratina  brasileña Soft-Liss Baño De Seda (sabor a Duraznos frescos) es un reconstructor del cabello revolucionario y reductor de volumen de tratamiento que elimina las texturas del pelo rizado y muy rizado, dejando el cabello liso, sano y brillante de hasta cinco meses, dependiendo del tipo de cabello. Completamente repara el cabello, el cabello con Keratina de recubrimiento, la estructura de rejuvenecer el cabello y le da un aspecto brillante y flexible.